//
Estas leyendo...
Pagina principal

Fotógrafos y cámaras denuncian el abuso policial en la España democratica del siglo XXI

Fotógrafos y cámaras cada vez tienen más problemas para ejercer su trabajo libremente en la capital. Así lo cree la Asociación Nacional de Informadores Gráficos de Prensa y Televisión (Anigp), que ha emitido un comunicado denunciando “la situación en la que se encuentran los informadores gráficos en Madrid, donde estamos viendo cómo se están recortando nuestros derechos del libre ejercicio de nuestra profesión con medidas anticonstitucionales, coacciones y amenazas por parte de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, llegando incluso a detenciones, retiradas de soporte fotográfico sin orden judicial, así como insultos”.

En el comunicado, que el pasado lunes 19 remitieron al todavía entonces alcalde de Madrid, Ruiz-Gallardón, así como a la Consejera de Presidencia y Justicia de la CAM, al Inspector Jefe de la Policía Municipal de Madrid, al Jefe Superior de Policía, a la Delegada del Gobierno en la CAM y a la Defensora del Pueblo, piden un protocolo de actuación que solvente los conflictos entre cámaras y agentes. Víctor Lerena, fotógrafo freelance y secretario de Anigp, explica que hace un año ambas partes dieron los primeros pasos para marcar un protocolo y evitar más problemas de los que empezaban a tener. “Pero desde entonces no hemos vuelto a tener noticias de ellos y las cosas están empeorando”, afirma.

El comunicado

En el comunicado, los fotógrafos apelan al alcalde: “Vistos los juicios de faltas, detenciones ilegales, acusaciones falsas y cacheos de periodistas, más propias de tiempos pasados (DICTADURA), solicitamos la intervención por su parte para que de una manera rápida y eficiente consigamos que estas actuaciones no se vuelvan a repetir de forma tan arbitraria por parte de los Cuerpos de Seguridad”.

Lerena destaca la gravedad de las detenciones de fotógrafos, la última hace menos de un mes durante un desahucio en Leganés, en la que el fotógrafo Eduardo León, colaborador de Diagonal, fue acusado de agredir a una agente con su cámara: “Pero León no es el único, a muchos fotógrafos que han intentado retratar la identificación de inmigrantes por parte de la policía les han confiscado el material y les han hecho borrar las tarjetas de memoria. Y algunos que se han negado, han acabado detenidos, como Jesús G. Feria. Recientemente también han impuesto una multa a un fotógrafo y un redactor de EL PAÍS. Y en los juicios prevalece la palabra de la policía”.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: