//
Estas leyendo...
Uncategorized

La ignominia de la Policia Española.

Los policías Españoles se quejan, y lo hacen muy ofendidos.

Según ellos el Gobierno se a decantado por los indignados, y no les protegen a ellos. Es decir, según ellos los ciudadanos deben ser un segundo plato para el Gobierno, y desde luego, estar por detrás en cuanto a las prioridades de garantía que ofrece el Gobierno. Y digo yo, estos mequetrefes vestidos de uniforme pagado por todos ¿quienes son para sugerirle al Gobierno semejante idiotez?. Esta claro que este Gobierno pseudo-democrático sea del PSOE o del PP, el cual, según reza la Constitución se basa en el Poder del pueblo, hace mucho que dejo de ser representante de los ciudadanos para convertirse en garante de una dictadura peor de lo que fuese en su día la de Franco.

Los Policías dicen que son pocos para hacer tareas de antidisturbios, y para ello se comparan con Francia, país que cuenta con mas efectivos para estas labores. No olvidemos la diferencia de población entre ambos países, pero como los población españoles suelen ser fracasados escolares, seguramente no conozcan la geografía europea.

Esgrimen que están al borde del agotamiento. Será por los palos y palizas que otorgan de manera democrática digo yo.

Se sienten desprotegidos porque, según ellos, se publican las caras de aquellos que pegan y agreden a ciudadanos. argumentando que se deben adoptar medidas para que eso no pase, es decir, que se censure la difusión sobre cualquier acto ilegal que cometa la policía, que se anule la posibilidad de denunciar los crímenes que puedan cometer, en definitiva, quieren impunidad para hacer lo que los políticos les ordenan.

Además critican las decisiones del Gobierno a la hora de permitir manifestaciones, acusando al Gobierno de ser imparcial.

Para ellos la mejor manifestación es la que convoca a un montón de barbaros con una formación escolar casi nula, sin conocimientos de humanismo, y todos ellos armados contra su pueblo y bien escondidos detrás de un uniforme manchado de corrupción. Esa es la mejor manifestación.

No podemos seguir escribiendo debido a la nausea que nos provoca la argumentación casi testicular de estos que se hacen llamarPolicías, convertidos en nauseabunda  eyaculación de los intereses corruptos de los que dicen llamarse políticos. Por desgracia estos violentos uniformados debido a su falta de preparación moral, educativa y hu

mana no pueden observar la instrumentalización y deformación que se practica sobre ellos.

Esperemos que los jóvenes policias dejen de ir al gimnasio y cojan un libro de vez en cuando, para así, darse cuenta de lo que son, servidores del pueblo y no de los corruptos.

Noticia:

(Click aquí para acceder al link de la noticia)

La Unión Federal de Policía (UFP), integrante de la Unión de la Policía (UPOL) va a presentar este jueves en el Comité Ejecutivo de Eurocop en Bruselas una resolución denunciando lo que están padeciendo los agentes desde el 15M “por la inacción del Gobierno y de responsables policiales y la diferenciación de trato con respecto a otras manifestaciones”.

Según ha explicado UFP, acuden a la Unión Europea porque consideran que el Gobierno de la Nación “se ha decantado claramente de parte de los llamados ‘indignados’, más que de su Policía”.

Por eso, van a solicitar a las instituciones comunitarias protocolos de actuación y que proponga directrices nuevas con respecto a la dependencia, “requiriendo una dependencia de jueces y fiscales en lugar de la actual gubernativa, para que no sucedan más tan lamentables incidentes casi a diario como están sucediendo en la actualidad, demostrando, que todo conflicto sociopolítico se acaba convirtiendo en un conflicto policial”.

“Y nosotros, la Policía, no tenemos la culpa de nada, solo de trabajar turnos inacabables, de aguantar todo tipo de vejaciones, doblando servicios y dando seguridad a todos, a los que libremente quieren circular por las calles con todos sus derechos, y a aquellos que se lo impiden un día tras otro, infringiendo claramente la Ley. Y ya estamos hartos”, ha indicado la Unión Federal de la Policía.

Así, piden que en dicho protocolo se garantice a los ciudadanos un trato no discriminatorio y ajustado a la legalidad y a los policías una protección jurídica ante denuncias individuales contra ellos. “Una sociedad como la española, democrática y basada en el Estado de Derecho no puede permitir que se ponga a la Policía estatal bajo sospecha”, ha indicado.

La situación desde el 15-M

Según el informe de la Unión de Policía, en España sólo hay entre 2.400 y 2.800 agentes antidisturbios y, de éstos, 600 están destinados en Madrid, siendo los encargados del orden público y funciones de seguridad en embajadas, controles antiterroristas, etcétera, “una cifra claramente insuficiente y más en comparación con otros estados europeos como Francia, que cuenta con 61 compañías GRS y 15.000 funcionarios para estas funciones”.

En su análisis, recuerdan que desde el pasado 15 de mayo, pocos días antes de las elecciones municipales y autonómicas, se produjo una acampada de ‘indignados’ en la Puerta del Sol de 500 personas a pesar de que la Junta Electoral Central comunicó que no era una concentración legal al ser jornada electoral.

No se hizo nada. A partir de ese momento, la Plaza del Sol y los alrededores la han considerado suya, cortando el tráfico por todo el centro de Madrid, incumpliendo la Ley Orgánica 9/83 de 15 de julio, reguladora del derecho de reunión, durante más de tres meses, pretendiendo arremeter contra el Parlamento en reiteradas ocasiones e intentando asaltar el Ministerio del Interior, e incluso queriendo evitar que los diputados entrasen en la Cámara, incumpliendo la Ley Orgánica 10/95 del Código Penal”, han indicado.

En ese sentido, aseguran que se ha vulnerado durante muchos días el derecho a la libre circulación y que, tras el desalojo, los policías han aguantado “insultos, menosprecios, escupitajos en los uniformes, intentos de orinarles en las botas de los compañeros, personas que se desnudan delante de los policías enseñando sus genitales y la Policía, por orden del político de turno, mirando”. “Sólo nos dejaban mirar, aguantar y permitir todo”, se quejan los sindicalistas.

La marcha laica

Por otro lado, han criticado que el día 17 de agosto se autorizó una marcha antiPapa “en contra de todos los informes policiales” y exigir su paso por Sol. “Una vez más la Delegación del Gobierno claudica y esa tarde se producen múltiples agresiones a los jóvenes y religiosos de las JMJ. La Policía, por órdenes superiores, sólo separó a unos y otros y siguió mirando y aguantando todo tipo de agresiones tanto verbales como físicas”, denuncian.

El informe de la Unión de Policía que se presentará este jueves señala que los agentes han tenido que hacer una media de 15 y 20 horas de servicio durante todos esos días, pocas horas de sueño y mucha carga de trabajo.

“Se han mofado en nuestras caras, reído de nosotros, tomado el pelo y hemos aguantando las órdenes de ser tolerantes y pasivos con los violentos. Eso sí, sin dejarnos hacer lo más simple para nosotros que es aplicar la Ley Orgánica 1/92 de Seguridad Ciudadana, que es nuestra única arma para poder sancionar las actitudes chulescas y barriobajeras con la Policía. Pues ni esa nos han dejado aplicar. Además de varias denuncias falsas, archivadas por los jueves, quedando indemne y libre quienes las realizaron”, han indicado los firmantes de la denuncia.

Identificación de Policías en redes sociales

Por otro lado, se quejan de que en determinadas redes sociales “dominadas por los mismos grupos antisistema y anarquistas” se publican imágenes cuestionando la actuación policial, “intentando personalizar en el policía como causante de la provocación y de la violencia, colgando los rostros de los funcionarios con la intención de su reconocimiento, encaminado a perjudicar claramente su actividad diaria”.

Por todo ello, la organización sindical pide que se deba aprobar una normativa para impedir la utilización de imágenes que provoquen “situaciones como la recientemente vivida o la caza al policía con dianas de tiro sobre sus imágenes”. Unas situaciones que, denuncian, han llevado a la apertura de faltas graves a tres agentes.

La plataforma sindical culpabiliza de esta situación en primer lugar a los ‘indignados’ por “no querer aceptar el juego democrático de un Estado de Derecho” y después, a la delegada del Gobierno en Madrid, María Dolores Carrión, y al anterior ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba y al actual ministro del ramo, Antonio Camacho, “porque no han salido nunca a defender a su Policía y han hecho oídos sordos a las quejas reiteradas”.

“Entendemos que ahora que se va a modificar la Constitución y observando que la dependencia del Gobierno de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado no garantiza el normal cumplimiento de las misiones encomendadas ni garantiza la seguridad ciudadana ni protege igual los derechos y libertades de los españoles debemos convertirnos en una política judicial independiente, fiscalizada y controlada por órganos judiciales competentes y no sometida al capricho del partido político en el poder, como por desgracia ocurre actualmente, que nos mueve cómo y cuando le interesa”, concluye la denuncia que presentarán este jueves ante la Unión Europea.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: