//
Estas leyendo...
censura, escandalos, Pagina principal, represion

EEUU quiere almacenar datos de los pasajeros europeos durante 15 años

Los datos personales de millones de pasajeros que vuelan entre EEUU y Europa, incluidos números de teléfono, direcciones y datos de la tarjeta de crédito, podrían ser almacenados hasta 15 años por el Departamento de Seguridad Nacional de EEUU, según el borrador de un acuerdo alcanzado entre Washington y Bruselas.

El borrador, al que ha tenido acceso el diario ‘The Guardian’, abre una vía para que los datos facilitados a las compañías aéreas en el check-in puedan ser analizados por EEUU en nombre de la lucha contra el terrorismo, la delincuencia y la inmigración ilegal.

La Administración estadounidense quiere exigir a las compañías aéreas la relación de pasajeros 96 horas antes del despegue, al objeto de cotejar dichos datos en sus listas de terroristmo e inmigración.

El acuerdo reconoce que habrá ocasiones en las que los pasajeros sufrirán retrasos o no podrán volar al identificados por error como una amenaza, por lo que les ofrece el derecho a pedir una revisión judicial en la corte federal de EEUU.

El texto también detalla el procedimiento a seguir en caso de pérdida de datos ofrecidos por adelantado o su divulgación no autorizada, al tiempo que incluye disposiciones según las cuales ciertos “datos personales sensibles” -origen étnico, opiniones políticas y detalles relacionados con la salud o vida sexual- pueden utilizarse en circunstancias excepcionales en las que la vida de una persona pueda estar en peligro.

Tres veces más que en Europa

Es probable que el periodo de almacenamiento de la información provoque polémica, ya que es tres veces más del contemplado por la Unión Europea en su protocolo PNR (passenger name record o registro de nombres de pasajeros), que cubre los vuelos hacia, desde y dentro de Europa.Un período de cinco años y medio ha sido negociado en un acuerdo similar con Australia.

Esta misma semana Alemania y Francia han expresado su preocupación sobre el acuerdo y la necesidad de la medida. Gran Bretaña ya ha anunciado su intención de optar al protocolo PNR, en el que la Secretaria de Estado del Ministerio del Interior y ministra de Igualdad, Theresa May, ha jugado un papel determinante. A su vez, se espera que Reino Unido se adhiera al acuerdo con EEUU este verano.

Damian Green, ministro del Interior, ha subrayado en relación a la eficacia del PNR: “Al utilizar un sistema automatizado y poder interrogar con inteligencia, somos capaces de filtrar datos de forma rápida, revelar patrones y establecer vínculos que de otra manera no se ven fácilmente”. El borrador del acuerdo no hace mención explícita del rastreo de perfiles, sino que habla de “procesamiento y análisis de los datos del PNR”.

El Senado de EEUU aprobó la semana pasada una resolución en la que afirmaba que “simplemente no podía aceptar” ninguna merma en el intercambio de datos por parte de los ministros europeos, y lo describió como “una parte importante de nuestra defensa contra el terrorismo”. Los senadores subrayaron que “la identificación de posibles amenazas antes de entrada en nuestro país” era una herramienta importante de las agencias de seguridad.

Requisitos de confidencialidad

El Parlamento Europeo, que tendría que aprobar el texto, ha exigido no obstante una prueba de que el acuerdo PNR es necesario, al tiempo que ha especificado que en ningún caso se utilizará para la extracción de datos o perfiles.

Un acuerdo provisional para el intercambio de datos de pasajeros entre la UE y EEUU permanece en vigor desde 2007, pero ha sido objeto de un intenso debate en todo el continente a propósito de las libertades civiles. En ese sentido, el borrador parece atender a las reclamaciones estadounidenses.

Una filtración procedente de los asesores legales del Consejo de la UE también pone de manifiesto que el régimen PNR es desproporcionado y no acorde con los requisitos de confidencialidad en el marco de los derechos humanos. El tribunal constitucional alemán ha dictaminado que seis meses es el período máximo de retención de datos personales para el sector de las telecomunicaciones.

El acuerdo EEUU-UE trata de acabar con algunas preocupaciones acerca de la privacidad, ya que propone “enmascarar” o “despersonalizar” la identidad de los viajeros en el departamento de Seguridad Nacional transcurridos seis meses. Los datos serán transferidos a una base de datos inactiva después de cinco años, donde se mantendrían otros 10. El texto, no obstante, permite a los funcionarios ‘recuperar’ la identidad de un sujeto en cualquier momento y en relación con una operación legal.

Otros vuelos internacionales

Por lo demás, el acuerdo no sólo abarcará los vuelos transatlánticos. También parece plantear la posibilidad de que las compañías aéreas tengan que proporcionar los detalles del PNR a Washington para otros vuelos internacionales y permite que los datos de pasajeros se distribuyan a otras agencias de países ajenos a la Unión y EEUU.

Jan Philip Albrecht, del Partido Verde alemán y miembro del comité de libertades civiles del Parlamento Europeo de las libertades, ha señalado que el acuerdo en su forma actual debe ser rechazado. “El acuerdo PNR previsto con los EEUU viola los principios constitucionales fundamentales de los Estados europeos. Los europeos deben tener derecho a la protección de sus derechos fundamentales cuando se trata de cooperación con otros países como EEUU y Australia”.

“Retener información personal durante cinco o incluso más años es una gran violación de los principios de protección de datos. La recopilación masiva y análisis de datos del PNR previstas en los nuevos acuerdos no se puede justificar en vista de sentencias judiciales recientes”, ha añadido.

Según Albrecht, “las poco transparentes prácticas con perfiles en EEUU están en clara contradicción con las demandas del Parlamento Europeo. En esta forma, el Parlamento tiene que rechazar la propuesta“.

Los datos que se recogerán incluyen 19 epígrafes diferentes relacionados con cada pasajero, incluyendo sus datos de facturación, número de contacto, los nombres de aquellos que viajan con equipaje y la cantidad de bultos que portan, así como su itinerario.

Las compañías aéreas están obligadas a facilitar estos detalles con hasta 96 horas de anticipación, frente a las 72 horas que contempla el vigente acuerdo provisional.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: