//
Estas leyendo...
censura, escandalos, Pagina principal

-“NACIONES UNIDAS EN EL PUNTO DE MIRA”-

“Hay que eliminar Naciones Unidas y fundar algo completamente diferente”

Jean Ziegler. | Antonio M. XoubanovaJean Ziegler. | Antonio M. Xoubanova 

  • “El hambre del mundo no se soluciona con dinero”
  • “El lenguaje hipócrita de Occidente legitima a los peores dictadores”
  • “La única esperanza es que nazca un frente de Solidaridad Mundial”

María Crespo | Madrid

Sentado al borde de un sillón bajo un cielo nublado, Jean Ziegler bebe a sorbos un zumo de naranja mientras dibuja un panorama igual de gris del mundo “caníbal” en el que vivimos. Este suizo de 76 años es miembro del Comité Consultivo del Consejo de Derechos del hombre de la ONU y analista de política internacional. Sus ojos parecen cansados, quizá por el peso de las injusticias vistas, pero conservan a pesar de todo un extraño brillo. No es otra cosa que esperanza, porque está convencido de que, a pesar de todo, otro mundo es posible. Acaba de publicar en España su último libro, ‘El odio a occidente’, un análisis de las tensas relaciones entre el Sur y el Norte, un libro que él pretende que sea “un arma para la insurrección de las conciencias”.

Pregunta: Explica en su libro que los países de Occidente tienen un discurso sobre los derechos humanos y democracia pero después ni ellos mismos se aplican esas normas ¿Por qué Occidente se ha vuelto tan hipócrita?

Respuesta: Bueno, es cierto que las grandes declaraciones de derechos del hombre son europeas, como la Declaración de los revolucionarios franceses de 1789. Además, la Carta de Naciones Unidas, en 1948, vio la luz cuando la organización era mayoritariamente occidental. Por eso Occidente piensa que aquí se inventaron los derechos humanos.

Pero ahora practica un doble lenguaje de forma permanente. Lo desastroso es que Occidente traicione sus valores. Le daré un ejemplo. En enero de 2009, Israel masacró la franja de Gaza. Hubo 1.400 muertos y 6.000 mutilados. Entonces, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU convocó una reunión extraordinaria para firmar una resolución que condenara al Estado de Israel. Pero todos los embajadores occidentales votaron en contra y los bombardeos en Gaza continuaron.

Dos meses después, los mismos embajadores se reunieron para condenar la masacre de Darfur. En esa ocasión, los embajadores de países de los países del Sur votaron en contra del texto porque “si para los europeos es normal que se queme a niños palestinos, no hay ningún motivo que justifique que las tropas internacionales se desplacen a Darfur”. ¿Cuál es el resultado? Las dos masacres continúan. El doble lenguaje de Occidente legitima a los peores dictadores del planeta.

P: Su libro explica cómo los países del Sur han forjado a lo largo de los años un sentimiento de odio hacia Occidente y también afirma que la idea de la revolución está muerta en el Hemisferio Norte.

R: No, no, el libro, a pesar de su título, es un libro de esperanza. Quiere ser un arma para la insurrección de las conciencias. Además, hay dos tipos de odio. El odio patológico y el razonado. El primero es el odio criminal de Al Qaeda y no es a éste al que me refiero. Pero hay también un odio razonado que es un movimiento de emancipación que nace de la memoria herida. Por ejemplo, Bolivia, está floreciendo. Por primera vez en 500 años un indio es elegido presidente.

P: ¿Entonces hoy y ahora, la esperanza está sólo en los Países del Sur?

R: Sí, la esperanza está en esos países. Pero también hay otra dimensión de la esperanza porque una nueva sociedad civil está naciendo: ATTAC, Greenpeace, Acción contra el hambre… Son movimientos sociales totalmente nuevos que surgen más allá de los partidos políticos. Millones de personas aquí están gritando “No queremos vivir en un mundo donde cada cinco segundos un niño muere de hambre”.

La FAO ha dicho que la agricultura mundial podría alimentar, sin ningún problema, a 12.000 millones de seres humanos. Es decir: el doble de la población actual. Por lo que hoy un niño que muere de hambre es asesinado. La esperanza es la siguiente: Debe nacer un frente de Solidaridad Mundial entre los pueblos del Sur en vías de emancipación y la nueva sociedad civil aquí. Si eso pasa, podremos acabar con este mundo caníbal, y un mundo nuevo nacerá.

P: Pero si esas son las dos únicas fuentes de la esperanza ¿Cuál es la importancia real de los Objetivos del Milenio?

R: Es una buena pregunta. El balance de lo logrado hasta ahora es desastroso: El hambre ha aumentado, la mortalidad infantil se ha disparado… Ban Ki Moon, en su discurso ante Naciones Unidas, dijo que “eran necesarios 40 millones de dólares”. Es decir, que bastaba con enviar dinero a esos pobres mendigos de África. Pero es que se trata de hacer una reforma estructural. Es un discurso de mercenario. El problema del hambre no se arregla con dinero, es un problema estructural en el que juegan muchos elementos.

P: Pero ¿cómo afrontamos el problema del hambre si las normas internacionales no son obligatorias? ¿Hay que cambiar Naciones Unidas?

R: Hay que eliminar Naciones Unidas y fundar algo completamente diferente. En el preámbulo de Naciones Unidas se dice que los Estados pretendían salvaguardar el interés general de los pueblos. Pero ya no cumplen esa función. La única esperanza es la unión de la sociedad civil de Occidente y los pueblos del Sur. Aunque es cierto que, muchas veces, faltan las normas.

P: Una última pregunta. ¿Qué opina del creciente auge de los partidos de extrema derecha en países europeos, como Suiza o Suecia? y ¿qué opina de la política de expulsiones de rumanos gitanos llevada a cabo por Sarkozy?

R: Creo que la xenofobia y el racismo responden hoy a una angustia real porque estamos en una crisis que ha dejado miles de parados. La reacción equivocada pero casi comprensible, instintiva, es la xenofobia. Tiene que ver con ese doble lenguaje de los gobiernos europeos. Tiene que ver con que un demagogo les diga a los ciudadanos “yo os voy a explicar por qué sentís miedo, por qué hay paro, los gitanos tienen la culpa”. Hay que hacer algo. Sobre todo porque la democracia está en peligro.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: